Familia Dehoniana | Diario de un Voluntario Dehoniano: Bahía de Caráquez (Ecuador) I
17375
post-template-default,single,single-post,postid-17375,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Diario de un Voluntario Dehoniano: Bahía de Caráquez (Ecuador) I

voluntariado

Diario de un Voluntario Dehoniano: Bahía de Caráquez (Ecuador) I

Esther Mondéjar ha decidido este verano dar un paso firme y dedicar su tiempo de vacaciones a las personas más necesitadas. Así, a sus 21 años, ha decidido unirse al grupo de Voluntariado Dehoniano para desarrollar su misión en Bahía de Caráquez (Ecuador).

Junto a ella vamos a realizar un seguimiento de su experiencia de Voluntariado. Estos primeros días los están dedicando a un tiempo de convivencia con el resto de voluntarios, conocerse mejor entre ellos, y conocer el país donde van a vivir un mes. Han marchado unos días a Quito, pero en breve partirán a Bahía de Caráquez de nuevo, localidad que les espera con los brazos abiertos.

Viernes 6 de julio

Hemos comenzado nuestras visitas a la cárcel, allí hemos hablado con los presos y nos han enseñado parte de los talleres qué hacer. A continuación, hemos visitado el Aula de Educación Integral Talita Kum donde hemos visto por primera vez la organización del centro y el material del que disponen.
A las 13:00h hemos ido al comedor infantil donde hemos ayudado a servir y a limpiar. A las 15:30h hemos ido a la Casa de Formación Domus Cordis donde hemos hablado con los niños y hemos dado clases de repaso, así como jugado al fútbol con ellos.

Sábado 7 de julio

Salimos a las 6:00h de la mañana hacia Quito. Llegamos a las 13:00h aproximadamente, justo a la hora de comer. Cuando comimos, tuvimos tiempo libre hasta las 18:00h que fue cuando llegaron los otros voluntarios destinados en Quito. Con ellos cenamos y nos instalamos en la casa.

Domingo 8 de julio

A las 10:30h salimos hacia el mirador de la montaña Guagua Pichincha, donde disfrutamos de unas vistas espectaculares a unos 4.000 metros de altura. Al bajar nos fuimos a ver la Virgen del Panecillo, donde comimos salchipapa. Después, a las 18:30h fuimos a misa.

Más tarde, fuimos a cenar a un sitio de foodtrucks, dónde cenamos y disfrutamos de un tiempo todos juntos.

Lunes 9 de julio

Hemos salido a las 9:30h hacia la “primera” mitad del mundo, donde hemos visto cómo viven las comunidades indígenas y varios aspectos cartográficos y curiosos sobre el ecuador. A las 12:30h hemos ido a la verdadera mitad del mundo (la primera se determinó con una expedición del S XIX, la verdadera se determinó con GPS’s militares). Hemos subido al mirador y al bajar hemos comido en un restaurante cercano. A la vuelta, hemos pasado por el cráter del volcán Pululahua y por la Basílica del Sagrado Corazón de Quito.

Por último, a las 19:30h hemos compartido impresiones de voluntariado.