Familia Dehoniana | Los Voluntarios Dehonianos preparan su misión para este verano
17296
post-template-default,single,single-post,postid-17296,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Los Voluntarios Dehonianos preparan su misión para este verano

Voluntariado

Los Voluntarios Dehonianos preparan su misión para este verano

Alrededor de 50 personas se dieron cita el pasado fin de semana para acudir al X Encuentro Internacional de Voluntariado Dehoniano. Se trata del segundo encuentro de este curso organizado por el Grupo Moving Youth Mission, cuyo fin es realizar un proyecto internacional de voluntariado.

Ha sido un encuentro donde, como en otras ocasiones, la fe y la oración han estado presente junto a la convivencia con otros voluntarios que tienen las mismas inquietudes. Allí han podido conocer la experiencia de misión de otras personas, y recibir la formación necesaria para partir a su misión el próximo verano.

El encuentro, al que acudieron 7 personas de la Provincia España, comenzó con una dinámica de grupo donde a través de la mímica se trataron los estereotipos de cada país. Comenzó el sábado en la capilla con el rezo de laudes en todas las lenguas. A continuación, escucharon el testimonio de Ivan D’Urso, ex convicto, sobre el tema “Bienvenido a ser bienvenido”.

Divididos en grupos, según destino de misión, pudieron conocer mejor la realidad donde este verano van a vivir su voluntariado. Ecuador, Mozambique, Camerún, Albania y Angola esperan cada verano a los Voluntarios Dehonianos, quienes acuden con ilusión y unas ganar enormes de compartir con los más necesitados.

La tarde del sábado la dedicaron a conocer mejor la ciudad de Padua, así nuestros jóvenes disfrutaron visitando la Basílica de San Antonio y la de Santa Justina.

El domingo fue un día muy importante en el encuentro, el Superior Provincial de Italia del Norte, P. Oliviero Cattani, presidió la Misa con el rito del envío. En esta Eucaristía se hizo entrega de la Cruz, símbolo Dehoniano y del carisma a la hora de evangelizar, y la luz y sal, a lo que están llamados todos los voluntarios: a ser luz que ilumina cada rincón y sal que sala cada lugar de la tierra.

Ha sido una gran experiencia, donde los voluntarios, sin importar el país de procedencia, han compartido su ilusión y sus ganas de entregarse a los demás.