Familia Dehoniana | Gracia Granados: “La Fe y la Misión son para vivirlas en comunidad”
17024
post-template-default,single,single-post,postid-17024,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Gracia Granados: “La Fe y la Misión son para vivirlas en comunidad”

Gracia Granados: “La Fe y la Misión son para vivirlas en comunidad”

El I Encuentro de Familia Dehoniana va a ser un gran acontecimiento para los Dehonianos, ya que va a reunir en un mismo espacio a personas que viven realidades muy diferentes: religiosos, jóvenes, docentes, alumnos… y es que ¡todos somos Familia Dehoniana!

Hoy hemos hablado con Gracia Granados, ella está participando en la organización de este evento, y nos ha contado que nos espera en esta gran jornada familiar.

-¿Qué se espera del Encuentro de Familia Dehoniana? ¿Cuál es el objetivo?

Se espera que sea un encuentro festivo y familiar, donde celebremos lo que nos une y descubramos lo grande y diversa que es nuestra Familia Dehoniana.

Sería muy enriquecedor que participaran personas de todas las casas y grupos donde se vive y se comparte el carisma y la misión dehoniana. No importa tanto el número, como que TODOS se sientan invitados. De hecho, el encuentro de alguna forma ya se está dando: el simple hecho de llamar o escribir para enviar la convocatoria a aquellos que tienes más lejos o ni siquiera conoces, te hace sentir más cerca de ellos, te recuerda que tenemos algo en común.

Ese es el objetivo, que nos reencontremos o conozcamos a personas que viven realidades diferentes a la nuestra, pero con las que nos une algo… ¡la pasión del Corazón!

-Eres la Coordinadora Provincial de Jóvenes Dehonianos ¿cómo está respondiendo la juventud a la participación en este evento? ¿Están animados para participar en él?

Se están animando principalmente los jóvenes más mayores, los que ya tienen distintas experiencias de otro tipo de encuentros, se identifican con el mensaje del P. Dehon y tienen un sentimiento de pertenencia muy marcado. Algunos llevan tiempo acompañando a otros jóvenes y niños, viviendo la Misión Compartida en el día a día y esperan mucho de este encuentro y de las iniciativas que de él surjan.

-Va a ser un encuentro lúdico, donde intercambiar experiencias entre quienes comparten un mismo carisma. ¿Qué actividades se van a poder realizar allí?

Las actividades serán variadas, habrá momentos para reflexionar, para expresarse, para sentir, para rezar, para sencillamente convivir y compartir. No se trata tanto de hacer, como de aprovechar el tiempo en disfrutar del encuentro con el otro.

-Cómo animaría a laicos y religiosos para que se uniesen a este evento? ¿Y a los Jóvenes en concreto?

Les animaría a salir de su entorno y quehaceres para regalarse un fin de semana en un lugar precioso donde recordar y celebrar con alegría que formamos parte de una familia. Esto es muy importante pues la Fe y la Misión son para vivirlas en comunidad. Una comunidad grande, donde todos somos importantes y tenemos nuestro papel: religiosos y laicos, grandes y pequeños, los que están de lleno con la Misión Compartida, los que aún no saben cuál es su misión, los que comparten el carisma, los que rezan desde sus casas, los que estuvieron y hoy no están… Y aunque nos separan cientos de km, nos acerca el Corazón y el legado del P. Dehon.

-Nuestra Provincia está muy comprometida con la Misión Compartida, ¿qué opinas de que se tenga en cuenta a los laicos en la misión evangelizadora?

Desde un principio a todos los que querían seguir a Jesús se les llamó a anunciar la Buena Noticia. Es importantísimo que recordemos esto, para no esperar a que alguien nos lo proponga. ¡La invitación ya está hecha! Como cristianos TODOS tenemos la misión de evangelizar, religiosos y laicos, con nuestras palabras, con nuestras obras, con nuestro modo de vida. Es una invitación para todos: “Estad siempre dispuestos a dar razones de vuestra esperanza” (1Pe 3, 15)

Y en nuestra Provincia no es algo que no nos pille “de nuevas”, pues ya hemos dado muchos pasos en este sentido… ¡y los que nos quedan!

¡Nos vemos en Guadarrama! Y que no quede ahí… que nos quede mucho que compartir.